Etiquetas

Bienvenidos a JAENDONDERESIDO, blog cultural de la ciudad de Jaén "VIVIENDO JAÉN" 2010/2017.
gadgets para blogger

martes, 4 de febrero de 2014

Jaén, nuestros edificios. Segunda entrega del libro del mismo nombre editado por Joaquín Sánchez Estrella.

Nueva entrega de la reproducción del libro Jaén, nuestros edificios. Segunda entrega del libro del mismo nombre editado por Joaquín Sánchez Estrella que compartimos en exclusiva para todos nuestros lectores y visitantes de JAENDONDERESIDO.
La presentación de esta sección a sí como las fotografías y comentarios de todos los edificios publicados hasta la fecha la podréis encontrar en el apartado correspondiente del blog, bajo la carátula general, en la página principal.

Diputación Provincial.

Este grandioso edificio de estilo italiano, se construyó en 1876, sobre el solar resusltante del derruido Convento de San Fracisco. El proyecto de esta emblemática obra fue presentado el 5 de noviembre de 1871 por el arquitecto Jorge Parrua y Moreno, con un presupuesto de un millón de pesetas y sobre un plazo de comienzo de cuatro años, por lo que las obras se pusieron en marcha en marzo de 1876.
La piedra para la construcción fue traída de las canteras de la Imora, Vieja Caldenta y Jabalcuz.
La finalidad de su realización fue albergar en él a la Diputación Provincial, así como a la Audiencia, Correos y Telégrafos, Hacienda y el Gobierno Civil.
Con una fachada principal de gran elegancia y proporciones, el palacio consta de dos plantas y sótano, con amplias salas y galerías, destacando los salones de retratos y el de actos, en los que se aprecia el estilo, neo-manierisa.
En el claustro, de bellas columnas remachadas por capiteles, se levanta una preciosa fuente del siglo XVI, procedente del convento dominico de La Guardia.


Hospital de San Juan de Dios.

Esta edificación benéfica del siglo XVI estaba administrada por el Ayuntamiento que en 1619 decidió unirla a otra situada en la Puerta de Martos, conocida por San Lázaro.
Posteriormente fue cedida a la Orden de Sanjuán de Dios, fundándose la nueva institución hospitalaria para la ciudad.
Restaurada hace apenas una década, su fechada principal mantiene la puerta arco rebajado y baquetones góticos con figuras de ángeles sosteniendo un escudo labrado de la Orden Sanjuanista, todo ello de inicios del siglo XVI.
Su valiosa capilla quedó destruida a causa de un incendio acaecido el 8 de marzo de 1916.
E 1919, el arquitecto Manuel Mendoza emprendió su reconstrucción, siendo sufragados los gastos correspondientes en baso del seguro y con la aportación de numerosos donativos.
Esta iglesia de forma rectangular es de una sola nave, con altares y púlpito de estilo neorrenacentista o neoclásico. Una vez restaurada, el escultor Jacinto Higueras le esculpió una talla en nogal de San Juan de Dios.


Palacio del Conde de Villardompardo.

Su construcción fue realizada en 1592 para Fernando de Torres y Portugal, virrey del Perú. Está situado en la Plaza de Santa Luisa de Marillac, y se utilizó para albergar diferentes casas de acogida y salud.
Desde 1751 hasta 1970 fue hospicio de mujeres, casa de cuna y casa de maternidad, siendo ampliado y reformado en varias ocasiones.
La fachada principal es de piedra con hermosos ventanales y sobria portada con pilastras, así como los escudos de España y del Obispo fray Benito Marín.
También hay una placa con grabación alusiva a cual era la misión del hospicio. Aun lado del edificio hay una pequeño torre que pertenecía a la capilla del orfanato. En su interior destaca su bello patio central, con dos galerías de arcos y columnas jónicas y dóricas, a sí como numerosas dependencias.
Los restos de los Baños Árabes, en el sótano, se utilizaron durante siglos como bodega del palacio. Las obras de restauración tuvieron un periodo entre 1969 y 1981. En la actualidad este edificio alberga varios museos.


Puerta del Ángel.

La popular Puerta del Ángel, situada al final de la calle Adarves Bajos, junto al convento franciscano de las Bernardas, es la única puerta que queda de las que existían en la muralla que rodeaba a Jaén.
Tiene una línea de gran sobriedad y actualmente está en buen estado de conservación. Construida con arco de medio punto, hay sobre ella una pequeña cornisa con friso y en el centro una cartela inscrita, en la que se señalan algunos datos alusivos, a la fecha en que mandó hacerla el corregidor de por aquel entonces.
Su construcción es atribuida a Juan de Aranda Salazar, que remató su obra con dos ménsulas con triglifos, a sí como una hornacina con una escultura de San Miguel Arcángel, y en su parte alta hay una cruz de forja entre esperas. Por este bello conjunto se accede a la Alameda de Calvo Sotelo, Campo Hípico y Auditorio.


Textos y fotografías: Joaquín Sánchez Estrella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario