Etiquetas

Bienvenidos a JAENDONDERESIDO, blog cultural de la ciudad de Jaén "VIVIENDO JAÉN" 2010/2017.
gadgets para blogger

lunes, 4 de junio de 2012

CUANDO LA CENSURA AUN CENSURABA. Archivo Histórico Provincial de Jaén. El Documento del Mes. 4 de Junio de 2012 / 29 de Junio de 2012.


Sexo, política y religión fueron las tres grandes obsesiones de la censura durante el régimen de Franco, que extendió su actuación a todos los ámbitos de la creación y la interpretación: literatura, teatro, música, cine, televisión, etc., de forma que los creadores debían someterse, o eludir de la mejor manera posible, a los implacables censores, celosos guardianes de que no apareciese la mas mínima critica al Régimen ni a los valores que sus dirigentes consideraban universales.
Durante muchos años, los españoles que acudían a las salas de cine debían ver obligatoriamente el NO-DO, documental que desde enero de 1943 difundía las magnificencias del Régimen, y una película, española o extranjera, que había pasado previamente por el control de la censura.

Vídeo presentación "Cuando la Censura aun censuraba"

Se ha dicho que la censura impidió que se visionaran setenta mil metros de película durante la Dictadura de Franco; es una cifra difícil de comprobar; o no, quizás quien lo ha afirmado haya tenido la paciencia de contabilizarlo. Pero lo cierto es que los muchos metros censurados contenían miles de besos, escenas consideradas impúdicas, o atentatorias contra el régimen y su moral; todo ello, según la visión de los censores, que en muchos casos llegaron a situaciones ridículas. Las películas españolas veían ya sus guiones sometidos a censura, y luego, por supuesto, el resultado final; las extranjeras eran cortadas y manipuladas hasta tal punto, que de todos es conocido que en Casablanca se le borró a Bogart su lucha del lado del bando republicano, o que en Mogambo se hizo pasar por hermanos a Donald Sinden y Grace Kelly. Muchos de esos cortes los detectamos hoy día por los cambios en las voces de los actores de doblaje. Incluso, se llegó a considerar peligrosa Can faldas y a lo loco, por ver en ella algunos censores una exaltación de la homosexualidad.
Diferentes organismos se habían encargado de llevar a cabo este férreo control de la producción cinematográfica. Cuando el Decreto 99/1965 de 14 de enero (BOE 27, de 1 de febrero de 1965) creaba la Junta de Censura y Apreciación de Películas Cinematográficas, esta institución tomaba el relevo de la Junta de Clasificación y Censura de películas cinematográficas, creada por Decreto de 21 de marzo de 1952. La Orden de 10 de febrero de 1965 (BOE 50, de 27 de febrero), que aprobaba el Reglamento de esta Junta; establecía la creación de tres comisiones, la de Censura de guiones, la de Censura de películas y publicidad de las mismas y la de Apreciación de proyectos y películas.
Gran parte de la documentación relativa a la censura se encuentra en el Archivo General de la Administración, que recoge los fondos de los distintos ministerios; sin embargo correspondía a las provincias la actuación en cuanto al cumplimiento de la ley en 1o relativo a la exhibición y publicidad de las películas por medio de los carteles y fotografías, pues estos debian de ajustarse a 1o presentado en el Ministerio (dibujos, textos y fotografías), según establecía el citado Reglamento.


El fin de la Dictadura tuvo su repercusión también en el cine. Los temas prohibidos o restringidos vieron una enorme eclosión, y se estrenaron películas españolas y extranjeras que no habían podido hacerlo antes; en el ámbito del sexo, proliferaron muchas, en opinión de algunos cineastas, de poca calidad, que se hacían a bajo coste y en las que había abundancia de desnudos "por exigencias del guión". 
Estos aires de libertad por fin vieron su regulación en el Real Decreto Ley 3071, de 11 de noviembre de 1977, por el que se eliminaba, al menos formalmente, la censura en España. 
Ya no era necesario presentar previamente los guiones, sino sólo notificar con quince días de antelación el inicio del rodaje; pero si se debía presentar ante la Dirección General de Cinematografía una copia integra y en perfecto estado de la película para poder obtener la licencia de exhibición. 
colocaban en los pasillos de los cines. Los carteles, cuyo fin siempre ha sido el captar la atención del publico, se hacían llenos de imágenes sugerentes, muy atrevidas para aquella época, -aunque muchas de ellas hoy día no nos 1o parecieran así-. En cuanto a los fotogramas de las películas, se hacían procurando poner escenas "picantes". 
¿Que efectos tuvo en provincias? Las delegaciones ministeriales, antes del Ministerio de Información y Turismo, ahora del Ministerio de Cultura, continuaron con la vigilancia del cumplimiento en 1o relativo a la publicidad de las mismas. 
Establecía el articulo 5, del citado Real Decreto del año 1977 que la clasificación de toda película habría de insertarse obligatoriamente en la publicidad de la misma y en lugar bien visible en las taquillas de los cines.


Además, el articulo 9, relativo a la publicidad, disponía la prohibición de los filmes por medio de carteles o vallas exteriores que contuviesen desnudos, imagenes, escenas o expresiones inconvenientes o peligrosas para los menores. Su incumplimiento, daba lugar a la retirada de dicha publicidad, además de incoarse expediente administrativo. Seguia siendo obligatorio comunicar el proyecto de difusión a la Dirección General de Cinematograña, adjuntando dibujos, textos y fotogramas publicitarias, que en la época se utilizaron con frecuencia pequeños carteles a modo de fotogramas. 
En el caso de la publicidad de las películas que se proyectarían en salas especiales, sólo se podría utilizar los datos de la ficha técnica y artística "con exclusión de toda representación icónica". 
Los expedientes administrativos que las autoridades de esos años de la Transición en nuestra provincia instruyeron contra los responsables de los cines se conservan en el Archivo Histórico Provincial de Jaén. Ciertamente, no son muchos, aunque hay que esperar al ingreso definitivo de la documentación procedente del Gobierno Civil; y no siempre están relacionados con la exhibición de las imagenes que se consideraban impúdicas, pues algunos se refieren a falta de inscripción en el Registro de Establecimientos Cinematográficos de Exhibición, pero los que se han conservado relativos a denuncias por la exhibición de imagenes externas, que pudieran ser vistas por menores, reflejan una sociedad inmersa en pleno cambio. Y vemos cómo se llegó a instruir un expediente por la presencia de un cartel, a una sola tinta, relativo al anuncio de la película El ultimo tango en París, del que se decía que no tenia inserta la clasificación, o por la exhibición de una imagen en la que, según el funcionario que redactó la denuncia 
"aparece la actriz Barbara Rey acompañada de un actor no identificado, ambos acostados en una cama, desnudos, aunque el mueble de la cama oculta para abajo el cuerpo de los mismos, viéndose el torso de ambos, desnudos como se dice anteriormente, aunque a la actriz se le han colocado unas pequeñas estrellas impresas en la coronación de sus pechos." 
Las películas sobre las que recayó la instrucción de expediente, resuelto con mas o menos fortuna para las empresas de cine, y sobre las que se ha conservado documentación son: 

Mas fina que las gallinas. Producción española del ano 1977 dirigida por Jesús Yagüe, interpretada por María Luisa San José, José Sacristán, Fernando Fernan Gómez, Teresa Gimpera, Quique Camoiras, Simón Cabido, Fernando Sanchez Polack. 

Susana quiere perder... eso. Producción española del ano 1977, dirigida por Carlos Aured, protagonizada por Patricia Adriani, Javier Escriva, Silvia Tortosa, Pep Munne, Maria Casal, Luis Ciges, Violeta Cela. 

La juez y su erótica hermana. Producción italiana del ano 1978 (La pretora), protagonizada por Edwige Fenechy Raf Luca, con dirección de Lucio Fulci. 

Con las bragas en la mano. Comedia espanola del ano 1982, dirigida por Julio Perez Tabernero, interpretada par Elena Alvarez y Emilio Linder. 

El ultimo tango en Paris. Producción franco-italiana del ano 1972, dirigida por Bernardo Bertolucci, protagonizada por Marlon Brando, Maria Schneider y Jean Pierre Leaud. 

El maravilloso mundo del sexo. Producción española del ano 1978, dirigida por Mariano Gracia, protagonizada por Susana Estrada, José Luis Ayestarán y Verónica-Miriel. 

Emanuelle en América. Producción dirigida por Joe Damato, siguiendo la estela de de la serie Emanuelle, protagonizada por Laura Gemser, Grabriele Tinti y Roger Browne.




Vídeo y fotografía: Modesto Martínez Elías.
Texto: Gentileza Consegería de Cultura y Deporte Junta de Andalucía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario